Queja altas temperaturas en el CAR de Mislata

Denunciamos la situación que viven las personas residentes en el CAR (Centro de Atención a Refugiados) de Mislata a causa del calor que está ocasionando falta de sueño y malestar, incluso en menores de 7 años. Hablamos de temperaturas de hasta 31 grados a las dos de la mañana en las habitaciones. A continuación os mostramos la carta que vamos a presentar en el CAR y al Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

Puedes mostrar tu apoyo o el apoyo de tu colectivo a esta carta de denuncia  rellenando el formulario que aparece en enlace tras la carta.

A LA ATENCIÓN DE LA DIRECIÓN DEL CAR DE MISLATA, EL SR. FELIPE PERALES

O EN SU CASO, A QUIEN CORRESPONDA

                Habiendo conocido las dificultades para conciliar el sueño de algunas personas usuarias del CAR, tanto menores como adultas, a causa de las elevadas temperaturas que se están dando en la ciudad de Valencia, y muy concretamente por las noches,  solicitamos que se tomen las medidas técnicas oportunas, a fin de posibilitar el necesario descanso nocturno.

                Debido a la ubicación, la orientación y a otras variables arquitectónicas o no, la temperatura en algunas habitaciones donde hay menores, ha llegado a alcanzar  31º a las 2h 11´ de la madrugada. 

Esta elevada temperatura, como debe conocer la dirección del centro, supera ampliamente el intervalo de 18-22º, reconocido por diferentes especialistas de las “Unidades del Sueño” como el intervalo de temperatura saludable. 

Abundando en ello, traemos a colación declaraciones del vicepresidente de la Asociación Española de Psiquiatría Privada (ASEPP), José Antonio López Rodríguez,  en relación a las consecuencias del«esfuerzo corporal» que tiene que realizar un individuo para tratar de mantener la temperatura interior acorde con la exterior. “Se necesita mucho consumo energético para mantener estable la temperatura corporal, el cual se obtiene aumentando el metabolismo y eso pasa sobre todo en el cerebro. En este sentido, cuando hace un calor excesivo, el cerebro está hiperactivado y esa aceleración te lleva a un estado de irritabilidad. Entonces aparecen unos síntomas inconfundibles, que son la sensación de nerviosismo, cansancio e irritabilidad. A esto también se suma que al haber un primer golpe de calor dormimos peor, porque la temperatura óptima para descansar son 21 o 22 grados. Al final estás más nervioso, das vueltas en la cama y todo junto es lo que desemboca en un cuadro típico de irritabilidad que tiende a desaparecer tras los primeros días” www.laopinioncoruna.es  02.08.2013

Por lo cual, en base a lo anterior, solicitamos a esa dirección que facilite ventiladores, aparatos de enfriamiento del aire o tome las medidas necesarias, para que la temperatura de las estancias del CAR se ajuste a los intervalos saludables, haciendo especial hincapié, en aquellas utilizadas por menores y muy singularmente, las habitaciones de dormir.

  Desde el convencimiento de que la rápida actuación de esa dirección, va a resolver el problema, le saludamos atentamente.

ENLACE AL FORMULARIO DE APOYO:

https://goo.gl/forms/1zZ8kAJVTGxl5G682

  Compartir:

Deja un comentario